Un poco de historia

image_1

Un poco de historia

En junio de 1978, inaugurábamos nuestro Residencial, que por aquel entonces no tenía nombre. Era tiempo de mundial y Alemania tenía su sede deportiva en el estadio Chateau Carreras, en la Ciudad de Córdoba, a unos 90 Km. de nuestra Villa.

Y como obviamente muchos de los turistas e hinchas germanos sabían de Villa General Belgrano, nos eligieron como lugar de estadía durante la primera fase del campeonato.

Un grupo de alemanes de la Ciudad de Düsseldorf se hospedó en nuestro Residencial, poniendo como símbolo de su presencia en nuestra casa, una enorme bandera, con el escudo de su ciudad, colgando de uno de los balcones que rezaba “ DÜSSELDORF SALUDA AL RESTO DEL MUNDO”.

La presencia de este grupo de visitantes fué tan alegre y tan auspiciosa que decidimos llamar a nuestro residencial Düsseldorf.

Esta es la historia de nuestro nombre que queríamos compartir con quienes aún no la conocían.